‘Construyendo una América mejor: Biden’

Por: Redacción GL

Entérese de los principales aspectos del informe del presidente Joe Biden, el pasado 1 de marzo en desarrollo del discurso del Estado de la Unión, ante el Congreso de los Estados Unidos e invitados especiales.

El mandatario emitió mensajes como «Somos más fuertes hoy de lo que éramos hace un año. Y seremos más fuertes dentro de un año de lo que somos hoy. Ahora es nuestro momento para enfrentar y superar los desafíos de nuestro tiempo».

En su discurso abarcó: los ataques de Rusia a Ucrania que precipitan una guerra latente, la seguridad nacional, la salud pública, el manejo de pandemia del Covid-19 y la educación.

Dentro de los aspectos socioeconómicos de los ciudadanos estadounidenses, dijo, “la inflación les está robando las ganancias que de otro modo podrían sentir».

Se refirió sobre la necesidad de combatir la inflación lo cual incluye invertir en empleos en el hogar, lo que permitiría a los estadounidenses volver a trabajar y al mismo tiempo fabricar más productos que se necesitan a nivel nacional. En síntesis, reducir sus costos operativos, no los salarios”

«Fabricar más automóviles y semiconductores o infraestructura e innovación en los Estados Unidos o, bienes que se muevan más rápido y más baratos en el país. También, fortalecer las cadenas de suministro, promover la competencia leal para proteger a las pequeñas empresas y eliminar las barreras a los trabajos bien remunerados.

Biden frente al Congreso estadounidense

El Presidente Biden, exhortó en varias oportunidades a los congresistas para trabajar unidos, como ciudadanos estadounidenses y como parte de la misma sociedad, a votar favorablemente por los proyectos de ley y propuestas del Ejecutivo hacia la consecución del mejoramiento de la calidad de vida, incluyendo la reforma migratoria que apalancará el fortalecimiento de la estructura social y productiva en Estados Unidos.

Sus pronunciamientos económicos mostraron algunas de las profundas divisiones en el Congreso, y en un momento los miembros abuchearon su mención de un proyecto de ley de alivio de la pandemia conocido como el Plan de Rescate Estadounidense.

El renacimiento del orgullo que proviene de marcar productos como «Made In America o Made in USA», trabajando con vehemencia en la revitalización de la manufactura estadounidense.

“Las empresas están optando por construir nuevas fábricas aquí, cuando hace tan solo unos años, las habrían construido en el extranjero; ese es un gran adelanto y muestra una intención constructiva y solidaria de las compañías estadounidenses”.

“En total, creamos 369,000 nuevos empleos de manufactura en Estados Unidos el año pasado” indicó.

“Esta noche puedo anunciar que los Estados Unidos ha trabajado con otros 30 países para liberar 60 millones de barriles de petróleo de las reservas en todo el mundo, de los cuales, Estados Unidos liderará ese esfuerzo, liberando 30 millones de barriles de nuestra propia Reserva Estratégica de Petróleo. Y estamos listos para hacer más si es necesario, unidos con nuestros aliados.

Estos pasos ayudarán a reducir los precios de la gasolina aquí en casa. Y sé que las noticias sobre lo que está pasando pueden parecer alarmantes, pero quiero que sepan que vamos a estar bien”.

También se refirió el Presidente Biden a aumentar el salario mínimo a $15 la hora y extender el Crédito Tributario por Hijos, para que nadie tenga que criar una familia en la pobreza.

Cuando invertimos en nuestros trabajadores, cuando construimos juntos la economía desde abajo hacia arriba, podemos hacer algo que no hemos hecho en mucho tiempo: construir unos Estados Unidos con mejores posibilidades y desarrollo.

«Bueno, conozco a esta nación. Pasaremos la prueba. Para proteger la libertad y la autonomía, para expandir la equidad y las oportunidades. Salvaremos la democracia. A pesar de lo difíciles que han sido estos tiempos, soy más optimista acerca de Estados Unidos hoy que lo que he sido toda mi vida», continuó.

Prometió vencer la “pandemia de opiáceos”, ocuparse de la salud mental, apoyar a los veteranos y acabar con el cáncer.

En medio de un momento tan crucial para la política mundial, Biden envió un mensaje al mundo: Occidente está unido en su respuesta a la invasión rusa de Ucrania y condena al líder ruso por su agresión.

También animó a todos en la cámara a mostrar ese apoyo con una resonante ovación de pie y dijo que Estados Unidos y sus aliados tienen «una determinación inquebrantable de que la libertad siempre triunfará sobre la tiranía».

«El último ataque de Putin contra Ucrania fue premeditado y sin provocación. Rechazó repetidos, repetidos, intentos diplomáticos. Pensó que Occidente y la OTAN no responderían. Pensó que podría dividirnos en casa, en esta cámara y en esta nación. Putin estaba equivocado. Estábamos listos”, dijo Biden.

«Pasamos meses construyendo una coalición de otras naciones amantes de la libertad desde Europa y las Américas hasta Asia y África para enfrentar a Putin. Pasé incontables horas unificando a nuestros aliados europeos. Compartimos con el mundo por adelantado lo que sabíamos que Putin estaba planeando y precisamente cómo trataría de justificar falsamente su agresión.

Contrarrestamos las mentiras de Rusia con la verdad. Y ahora que ha actuado, el mundo libre lo está haciendo responsable”.

La vicepresidenta Kamala Harris realizó cinco llamadas separadas con líderes europeos y Biden realizó una llamada de media hora con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky.

Biden reconoció que muchos estadounidenses están preocupados por cómo la guerra está afectando los precios de la gasolina.

«Sé que las noticias sobre lo que está pasando pueden parecer alarmantes. Pero quiero que sepan que vamos a estar bien», dijo. “Cuando se escriba la historia de esta era, la guerra de Putin contra Ucrania habrá dejado a Rusia más débil y al resto del mundo más fuerte”.

Síguenos y regálanos un
Síguenos
RSS
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
YouTube
YouTube
INSTAGRAM

Deja una respuesta

Síguenos
RSS
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
YouTube
YouTube
INSTAGRAM