El Toro por los Cuernos

Profesional confundido

En el tema empresarial, de fortuna y riqueza, si observamos nuestro entorno, nuestra sociedad, incluso la humanidad nos encontramos con un gran número de referentes cuyas vidas han sido o son exitosas, personas que han logrado amasar grandes fortunas y cuyo estilo de vida es algo que muchos quisieran imitar.

Muy contados son aquellos que nacieron en la abundancia o la opulencia y cuyas fortunas son el fruto de una herencia familiar. Otros han corrido con la buena suerte de ganarse algún premio mayor de una lotería y de esa forma han logrado cambiar su forma de vida, para bien o para mal.

Sin embargo, detrás de las personas exitosas hay historias que nos llevan a entender por qué lograron escalar a tales niveles. No voy a hacer un listado de aquellas personas a las cuales me refiero, pero si quiero compartir con ustedes mi punto de vista y conclusiones después de una concienzuda observación y seguimiento.

El toro por los cuernosEsas personas a las que me refiero, hicieron algo importante; tomaron “EL TORO POR LOS CUERNOS”, aclararon sus propósitos y estuvieron dispuestos a confrontar cada una de los obstáculos, dificultades o adversidades que pudieran presentarse en su trasegar hacia la prosperidad y el éxito. Hay una frase que he escuchado que dice “Mientras las personas puedan soñar, están vivos y… cuando dejan de soñar, estarán muertos”; tiene sentido pero, no basta con tener sueños aunque este es el principio de la ruta, no basta con tener ilusiones o esperanzas de una vida ideal. Es necesario y por demás indispensable tener claros los sueños y entonces, dedicarse a realizarlos.

Cuando digo dedicarse, quiero resaltar que deben enfocarse todos los esfuerzos, proyecciones, visualizaciones y sacrificios si es necesario, en la misma dirección en que están los sueños. Pensamientos, planeación y acciones fusionadas hacia un mismo objetivo. Tomar “EL TORO POR LOS CUERNOS” significa enfrentar los retos que día a día se presentan en la búsqueda de la fortuna conforme a nuestros deseos y proyecciones. Significa también, no rendirse, no darse por vencido, no perder el norte, no bajar la guardia, no claudicar. Significa levantarse cada día con el ánimo y el entusiasmo, el deseo y la ambición que requiere la superación de cada peldaño en la escalera hacia el éxito. Significa querer llegar. Y significa simplemente…¡¡ Hacerlo !!. Adelante, en este 2017 el éxito te está esperando; tú y tu familia lo merecen. Un abrazo.

GRAVATAR-GENTE-LIDER

Por: Armando Chavarro /  Escritor-Humanista – Conferencista y Coach Familiar, Social y Empresarial
Contacto del autor, e-mail: consultor@armandochavarro.com
Síguenos y regálanos un

Deja una respuesta

Síguenos
RSS
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
YouTube
YouTube