Imaginación y Creatividad

Por: Armando Chavarro

Escritor-Humanista – Conferencista y Coach Familiar, Social y Empresarial

 

… Si tu puedes pensar en algo que mejore de alguna manera tu vida y la de los demás, prodúcelo y vende lo suficiente de manera que puedas obtener una ganancia justa. Entonces tú harás fortuna.

Sólo unos cuantos se dan cuenta que este viejo proceso siempre ha funcionado, que aún funciona y que siempre funcionará. Mira a tu alrededor y verás de muchas maneras la verdad de esta declaración.

El poder de la imaginación, La imaginación en el proceso empresarial

En este momento estoy en mi escritorio y noto que cada año salen a la venta nuevos y mejores computadores, nuevos libros impresos y digitales, diccionarios, enciclopedias que ofrecen una mejor y más ágil presentación de la información dinámica e interactiva que busco, nuevos software, aplicaciones tecnológicas; nuevos bolígrafos, nuevos automóviles, nuevos medicamentos que alivian dolores, adelgazan, distensionan, etc.; nuevas modas y estilos de vestuario, mobiliarios renovados, nuevas sillas de ruedas con componentes electrónicos que hacen la vida mejor para miles de personas inhabilitadas de alguna manera, autos a la medida, e infinidades de cosas que hacen que la gente viva mejor. La lista es interminable; todos estos objetos y aparatos, siguen las mismas leyes básicas de los negocios, acerca de encontrar una necesidad y satisfacerla. Y todas estas creaciones son producto de una actividad mental creativa y proactiva.

Así que míralo bien, una fortuna está esperando a que tu la recojas, si tú puedes usar la imaginación, aptitud y habilidad creativa para atreverse y sacar al mercado algo que pueda beneficiar a una parte, sino es que a toda la población.

Muchas veces, las personas están allí, sentadas, preguntándose que pueden hacer para salir del hueco financiero en el que están sin encontrar respuestas. Pues aquí hay una respuesta, observa y tómalo con calma pero en serio. Incluso existen personas o empresas con productos valiosos que llenarían estas expectativas y que ya han sido creados por ellos, pero no tienen canales de venta. Tal vez conozcas a alguien que tiene algo que vender pero no sabe como o no tiene la habilidad para hacerlo… entonces sólo te acercas a esa persona y le dices… “me interesa tu producto y quisiera ayudártelo a vender”… o algo como eso. Toma la acción, hazlo, tu vida cambiará. Éxitos.

e-mail: consultor@armandochavarro.com

Síguenos y regálanos un

Deja una respuesta

Síguenos
RSS
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
YouTube
YouTube