La Reciprocidad frente a la Ingratitud

Gratitud frente a ingratitudHoy deseo compartir el sentido natural y propio de la reciprocidad, de la gratitud. Un término o concepto que causa curiosidad en el contexto social por percibirse ausente. Un concepto no comprendido por una gran mayoría de los individuos de la raza humana.

Por: Armando Chavarro  /  Escritor-Humanista –  Conferencista y Coach Familiar, Social y Empresarial

Dame y yo te daré, pareciera gritar la naturaleza reclamando a gritos los cuidados que con ella debería tener el hombre.

A la pregunta ¿Es esto recíproco? Ustedes amigos lectores responderán desde su razonamiento y conciencia. Veamos:

Gratitud---¿Es esto recíproco?:

  • El planeta nos da agua…. el hombre la contamina.
  • El Planeta nos da la madera para construir casas, muebles y otros, …el hombre no siembra árboles en la misma o mayor proporción.
  • Tenemos un aire para respirar…. la contaminación global es desmedida.
  • Una relación de pareja nos da unos hijos….. muchos hombres y mujeres los abandonan.
  • Padres y Madres dan la vida a sus hijos, se esfuerzan, sufren, lloran, padecen para protegerlos y criarlos …… muchos de ellos con el tiempo los olvidan, los irrespetan, cuestionan y desprecian.
  • Un amigo nos da una mano ante una necesidad …… algunos le traicionan.
  • La pareja sentimental nos da cariño …… en muchos casos, ésta es víctima de maltrato.
  • Alguien ayuda a levantar un muro …… se le da la espalda cuando su casa se está cayendo.
  • Hay quien ofrece una sonrisa ……. se le mira como extraño.
  • Un amigo escucha al desconsolado …… no se acude en su ayuda ante su dolor.
  • Alguien envía un mensaje de estímulo y motivación ….. se borra y no se envía un “gracias, igual para ti”
  • Alguien ayuda y apoya incondicionalmente …. Se está ocupado cuando él o ella tiene una necesidad.
  • Se vive bien con un determinado sistema de gobierno, pero …. no se sale a apoyar sus programas.
  • Se le pide ayuda a Dios todo el tiempo, día a día y él la da, simplemente la da pero…… cuántos minutos del día se le dedica para decirle “Gracias señor o, gracias Dios por escucharme”
  • Muchos… muchos ejemplos más podemos encontrar si seguimos husmeando en la cotidianidad de nuestra sociedad.

No se pueden asimilar todas estas manifestaciones de ingratitud y falta de reciprocidad humana y social, a mí me cuesta entenderlo. El usufructo y aprovechamiento de todo lo que recibimos se ha convertido a todas luces en una cultura de supervivencia unilateral, individual, muchas veces egoísta, mezquina y por demás injusta ante la vida misma.

Sólo hay un camino para cambiar esta descompuesta sociedad. Restaurando la reciprocidad, dando amor por amor, ayuda por ayuda, amistad por amistad, abrazo por abrazo, sonrisa por sonrisa, comprensión por comprensión, ternura por ternura y todo aquello que nutra la vida de razones para reconstruir el tejido social en el marco de la confianza, la afinidad y la integridad individual y grupal; padres, hijos, empresarios, empleados, gobierno y sociedad orientados en la misma dirección: Bienestar integral y felicidad. Esto es posible si tú empiezas hoy.

e-mail: consultor@armandochavarro.com

 

 

Síguenos y regálanos un

Deja una respuesta

Síguenos
RSS
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
YouTube
YouTube