Paciencia y Tolerancia en estos Tiempos

Este par de palabras, Paciencia y Tolerancia, tienen mucho sentido en estos días en que la humanidad se ve inmersa en una situación por demás adversa. Un período de tiempo en el cual nos hemos visto limitados en nuestras libertades y movilidad y también obligados por las circunstancias a reducirnos a permanecer en unos cuantos metros cuadrados de nuestros hogares, cuando la naturaleza humana está diseñada para un desarrollo en extramuros, no en intramuros.

El hecho de permanecer tanto tiempo con su familia, a lo cual tanto hombres, mujeres y niños no están habituados, poniendo al descubierto, en la práctica, los plenos rasgos de la personalidad y el carácter, ha generado en un gran número de casos, conflictos intrafamiliares que han desembocado en agresiones verbales, actos violentos y en algunos casos la muerte.

No debemos permitir que el estrés del encierro o de la amenaza latente de una enfermedad con colmillos de muerte, como es el caso del Covid-19, afecte o dañe el bienestar y la armonía de nuestro hogar y, más bien, hacer de esta una oportunidad para conocernos mejor, compartir y disfrutar de aquellas cosas que en el peor de los caos puedan parecernos simples y desabridas.   

Paciencia

Esta virtud se define como la capacidad de sufrir y tolerar desgracias infortunios, trabajos y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin quejarse ni rebelarse con resignación. Tener paciencia es tener calma o tranquilidad para esperar.

El filósofo y científico, Aristóteles, definió la paciencia como “aquella actitud que permite al individuo sobreponerse a las emociones fuertes generada por las desgracias o aflicciones”. Virtud que se enmarca en una personalidad madura, educada y humana que llevan a tomar decisiones adecuadas, razonables o cuerdas.

Sin embargo, no es fácil desarrollar la paciencia en todas las ocasiones y, más en la actualidad que el individuo se encuentra hostigado de deberes y quehaceres más el estrés diario producto del tráfico, el caos económico, político y social, entre otras causas.

Tolerancia

La tolerancia podríamos definirla como la “acción y efecto de tolerar”. Lo cual propone que esta se basa en el respeto hacia el otro, a lo que es diferente de lo propio. Por analogía con la paciencia, se refiere puntualmente al hecho de soportar a alguien o a algo que no es propio

La Tolerancia es la cualidad de quien puede aguantar, soportar o aceptar. Esto se refiere a observar respeto total hacia el otro, hacia sus ideas o creencias, independientemente de que sean contrarias o diferentes a las nuestras y que son propias de la naturaleza humana y la cultura.

Podemos considerar la tolerancia como una actitud fundamental para la vida familiar o social o cultural.  Ver la vida con el cristal de la Paciencia y la Tolerancia, nos ayudará a conservar nuestras familias y a superar esta transición estrés, necesidades de supervivencia y económicas, angustias e incertidumbres, originadas por la crisis global en la que estamos inmersos.

Un abrazo y que todo esté bien en corto tiempo.  

Armando Chavarro – Escritor Humanista Contacto: consultor@armandochavarro.com

Síguenos y regálanos un

Deja una respuesta

Síguenos
RSS
Twitter
Visit Us
Follow Me
LinkedIn
Share
YouTube
YouTube